Skip to Content

La batalla de las redes - Cómo Europa puede alcanzar un objetivo 100% renovable y eliminar progresivamente la energía sucia

Edición en español, presentada el 23 de febrero de 2010, del informe Battle of the Grids (publicado en el mes de enero), basado en un estudio que realizó Energynautics por encargo de Greenpeace Internacional (European Grid Study 2030/250).

Según Greenpeace, el sistema energético y el de transporte, motores del mundo industrializado, agravan el peligroso cambio climático. Todos, ricos y pobres, sufriremos las temperatura extremas, el descenso de la producción agrícola y el aumento del nivel del mar. Los promotores de este informe dicen que podemos evitar las consecuencias más graves pero solo si nos replanteamos el sistema energético.

El estudio defiende que la red eléctrica europea está compuesta por grandes centrales eléctricas contaminantes que producen energía constantemente e independiente de las necesidades del consumidor, y que se transmite a través de una red de Corriente Alterna (CA) anticuada y despilfarradora. A lo largo de los años las redes nacionales se han ido conectando unas a otras, lo que ha creado, dicen, una situación poco económica y difícil. La política en materia climática y la demanda del consumidor nos empuja hacia una red europea más inteligente y eficiente que ya está creando grandes oportunidades en el sector tecnológico, empresarial y del consumidor. Una red como esta garantizaría el suministro de electricidad aún bajo condiciones meteorológicas extremas. Se suministraría energía limpia por toda Europa a través de cables de Corriente Continua (CC) eficientes, la mayoría de ellos soterrados. Sin embargo, tal y como da a entender el título del informe, sus autores mantienen que nos encontramos ante una encrucijada política.

A pesar del extraordinario crecimiento de las renovables, que el año pasado generaron más inversiones que cualquier otro sector, nos acercamos rápidamente a una situación de enfrentamiento entre las energías verdes y las que el informe llama sucias. El informe argumenta que en 2010 miles de aerogeneradores que producen energía casi gratuita fueron desconectados para permitir a las centrales nucleares y térmicas, contaminantes y receptoras de grandes subvenciones, seguir funcionando como de costumbre. Se estima que el año pasado en España se tiraron 200 GWh de energía. En las salas de juntas y entre los especialistas de la industria y los miembros de los grupos de presión no se habla de otra cosa que del conflicto que sufre el sistema y de los costes que supone construir y operar uno cada vez más dual.

Este informe intenta explicar el problema en el ámbito europeo. También pretende demostrar que Europa es capaz de hacer una transición sin problemas a un sistema que proporcione energía 100% renovable a todas horas. Quiere ser un manual para conseguir un sistema que proporcione el 68% de energía renovable en 2030 y casi el 100% para 2050.

Greenpeace encargó a Energynautics que desarrollara un modelo en profundidad y el resultado es una propuesta de trabajo para Europa basada en el patrón de consumo eléctrico y de producción las 24 horas al día, 365 días al año, en 224 nodos de los 27 países de la Unión Europea (UE), Noruega, Suiza y los estados de los Balcanes no pertenecientes a la UE.

La característica más relevante es el mapa localizado en las páginas centrales, que especifica qué cantidad de cada tipo de energía renovable es viable y cuánto habría que invertir en infraestructura para llevar la electricidad allá donde haga falta en Europa. Es el primer mapa que se elabora de este tipo – ningún otro estudio ha intentado realmente trazar un mapa de la posible y futura red europea.

Fecha de publicación: 
Mié, 23 Feb 2011