Skip to Content

Posición europea para Conpenhague: demandas de Greenpeace y estado de las negociaciones

La UE es uno de los principales interlocutores en las negociaciones internacionales sobre lucha contra el cambio climático. Sin embargo, en opinión de Greenpeace, hasta la fecha no está cumpliendo con su papel. Las negociaciones climáticas internacionales están bloqueadas por la falta de acuerdo sobre dos elementos clave: los compromisos de reducción de emisiones de los países desarrollados y el apoyo que estos países van a aportar a los países en desarrollo en su lucha contra el cambio climático.

La posición que los líderes de la UE están acordando en el Consejo Europeo los días 29 y 30 de octubre en estos dos aspectos va a ser determinante del rumbo que tomen las negociaciones internacionales en la reunión de Naciones Unidas que va a celebrarse próximamente en Barcelona.

En este documento Greenpeace expone su punto de vista sobre el estado actual de las negociaciones y plantea sus demandas al respecto.

Pide a los países desarrollados una reducción del 40%, respecto de los niveles de 1990, de sus emisiones conjuntas para 2020, de las que al menos el 30% debe ser interno.

Sobre la financiación de la lucha internacional contra el cambio climático, Greenpeace pide que los países desarrollados pongan a disposición de los países en desarrollo 110.000 millones de euros anuales para 2020. La UE debería contribuir a este fondo con unos 35.000 millones. Las aportaciones internacionales deberían empezar progresivamente (entre 5.000 y 7.000 millones de euros anuales para los años 2010, 2011 y 2012 e ir aumentando a partir de 2013). Estos flujos económicos deben ser adicionales a los generados por la intervención en los mercados de carbono y a los compromisos existentes en Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD).

Fecha de publicación: 
Jue, 29 Oct 2009