Skip to Content

Unlocking Finance for Clean Energy: The Need for ‘Investment Grade’ Policy

Una política energética "de grado inversor" es un factor crítico para desbloquear los flujos de capital hacia las energías renovables y la eficiencia energética. Una política es "de grado inversor" cuando tiene en cuenta todos los factores relevantes que considerarían los analistas financieros a la hora de valorar una oportunidad de inversión. Debe enmarcarse en una política energética más amplia y ser estable a lo largo del ciclo de vida de los proyectos. Los inversores necesitan confiar en la seriedad de los gobiernos.

Un objetivo, un incentivo fiscal, o la disponibilidad de financiación pública, no son de suyo suficientes si existen elevados riesgos acumulados asociados con otros factores. Los retornos "ajustados en riesgo" deben ser comercialmente atractivos.

Las diferentes características de mercado de los subsectores de las energías renovables y de la eficiencia energética exigen que la política sea precisa y bien diseñada. Por sí mismos, un enfoque global bajo en emisiones o un precio para el carbono no reducen los riesgos de mercado asociados a las diversas tecnologías.

Un crecimiento significativo, a medio y largo plazo, de las energías renovables requiere la atención inmediata de los gobiernos hacia la ordenación, planificación e integración de la infraestructura requerida para desplegar este tipo de energías.

Fecha de publicación: 
Lun, 7 Dic 2009